Contador de Visitas
2936
  La Corneta Viral
  SucuMeme
  Eventos
  Quienes Somos

Agua que brota de la roca como maná


Farallones de Cali -Valle del cauca

Un mar de agua dulce en la montaña. Agua que brota  de la roca como maná. Agua en hilos, nacimientos, cascadas, ríos, lagunas, agua que corre, que destila, pura agua, agua pura, es el  tesoro que encierra esa caja verde llamada Los Farallones de Cali.

Es tanta agua que da vida a 28 ríos, a tupidos bosques y selvas en un área de  200.00 hectáreas cuadradas. A miles de especies de aves, reptiles y mamíferos que anidan allí; a millones de plantas y árboles que hace impenetrables sus   montañas, formando este santuario ecológico del Parque Natural Nacional Los Farallones, PNNF.

Esa cordillera que separa –y une– al Valle del Cauca del Oceáno Pacífico, ha sido vital para el desarrollo de Cali. Tanto, que en 1917 hubo una sequía y dos concejales de Cali, que fueron visionarios en su momento porque aún no existía el movimiento por la conservación del medio ambiente, decidieron salvaguardar sus bosques y proteger esa fábrica de agua que alberga todo el tesoro hídrico de la ciudad y municipios circunvencinos.

Fueron ellos el ingeniero  Julio Fajardo Herrera, quien había restaurado el Puente Ortiz, y su colega  Alonso Martínez Velasco. El 19 de noviembre de 1918, es decir, hace  98 años, llevaron esa iniciativa al Concejo, que fue avalada por esa corporación: la de recuperar ese territorio para su completa conservación natural.

Todas estas historias las cuenta  Lucía Salazar, editora del libro ‘Parque  Nacional Natural Los Farallones de Cali, un tesoro hídrico de Colombia’, una  edición de lujo que busca recuperar la memoria de los territorios locales y contribuir a sensibilizar y concientizar a la comunidad  sobre la importancia de este universo  invaluable para la región y su desarrollo.

En un proceso de investigación  con un equipo de 70 expertos trabajando durante un año, encontraron ese y otros hallazgos de oro. Como que por primera vez se instaura en la región la figura del guardabosques, que no existía en ese entonces en estos territorios. Y el Municipio destina unos recursos importantes para adquirir terrenos de la zona a los colonos. Sin embargo, la creación del Parque Nacional Natural de los Farallones como tal, solo se logró constituir en 1968.

Para llegar a estos datos, la editora cuenta que tuvieron que empezar por elaborar  un estudio de trazabilidad para identificar a expertos que habían realizado estudios de Los Farallones.

Y encontraron  23 investigadores científicos, historiadores y escritores, en su mayoría Ph. D., vinculados a las universidades del Valle, Javeriana, Icesi y Autónoma de Occidente. O   a entidades como World Wildlife Fund (WWF) o Fondo Mundial para la Naturaleza;   Wildlife Conservation Society Colombia (WCS) o Sociedad para la Conservación de la Naturaleza;  Fundación Pantera, Asociación Río Cali, Fundación Mapalina, Colombia Bird Fair y la Fundación Farallones.